Traductor

sábado, 4 de julio de 2015

Tarta de Requesón Almendras Pistachos y Nueces...mnnnnnh¡¡

Hoy os traigo cosa rica ,estoy muy contenta, quien me iba a decir a mi, que después de estar negada para la repostería o eso creía yo....Era solo miedo, miedo a lo lo difícil, a no querer arriesgar,miedo a lo desconocido.Toda la vida metida en la cocina y con un rincón tabú "la repostería". Yo creía que mi mundo gastronómico rodaba en torno a lo salado , lo cual me frustraba porque soy muy golosa, mucho, mucho. No entendía porque no me subían los bizcochos ni nada dulce de lo que hacia que no viniera empaquetado antes.La clave las medidas, y la paciencia¡¡. Hace 5 meses que estoy metida en la cocina elaborando y probando muchas de las cosas que están colgadas dándole la vuelta a un recetario que lo necesitaba y así vencer mi miedo a la repostería.Estas son algunas de las recetas elaboradas en el Fogón de la Comarca bizcochos, cremas, mermeladas,tartas,magdalenas, cigarrillos, rusos, crema bavára de frutos reojo ...etc....y con infinitas ganas de saber mas.

Es muy sencilla

En esta tarta e mezclado los sabores que me gustan a mi, creando una elaboración con productos que no había utilizado antes como es el requesón y fusionando con frutos secos y leche condensada donde haremos un equilibrio de lo dulce y lo salado....No penséis que es increíblemente dulce, se queda ajustada al paladar...Los catadores del Fogón se quedaron sorprendidos...cuando les dije que tocaba requesón sus caras no eran convincentes pero ves ese tenedor como entra en la tarta primero con un bocado pequeñito para probar y el segundo mas confiado y colmado de pastel .....eso es que esta bueno¡¡¡¡¡ y como ellos me dieron el empujón.... aquí va la receta. COMENZAMOS...

TABLAS DE EQUIVALENCIA



INGREDIENTES:

                                             300 gramos de requesón.
                                 298 gramos de leche condensada.
                                             3 huevos.
                                             2 cucharadas soperas de brandy.
50 gramos de polvo de almendrases lo que esta en la batidora.
50 gramos de pistachos.comprados con cascara y pelados a mano.
50 gramos de nueces.
2 cds soperas de azúcar morena.
Mantequilla y harina solo para el molde.


NO DESMOLDAR HASTA QUE SE ENFRÍE.




HORNO A 200º Y CUANDO METAS EL PASTEL BAJAS A 180º,CALIENTE POR LA PARTE SUPERIOR E INFERIOR,
BANDEJA A MEDIA MALTURA 
40 MINUTOS  DE HORNO, no lo saques hasta que lo pinches y salga al palito limpio.




1ª\ Coge las nueces y los pistachos y hazlos trocitos usa el rodillo de amasar.








2ª\ C
ogemos un bol y metemos dentro todos los ingredientes, excepto 1, de las 2 cucharas soperas de azúcar que le pondremos por encima cuando salga del horno. y lo batimos con batidor hasta que se integren los ingredientes.








3ª\ Ahora que esta todo integrado, lo vertemos sobre el molde que previamente hemos engrasado y harinado...y al horno 40 minutos es su tiempo .






Y aquí esta la tarta de requesón, le espolvoree la cucharada de azúcar moreno que tenia reservada y unos pistachos extra que le machaque para decorar y por dentro perfecta. si alguna vez os decidis a hacerla espero vuestro comentario y foto...
La siguiente tarta sera "caricia de chocolate para el paladar" la proxíma semana no te la puedes perder. 


Si te a gustado dedito arriba si te a encantado suscríbete y comenta compartiré contígo todas las recetas y datos de interés del El Fogón de la Comarca, muchas gracias y un saludooo....

El Ribeiro se pasa al ‘indie’


El festival “Son de Viño” en San Vicente do Mar mezclará catas de vino, coloquios, bandas pop y playa


Resultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiro

El ribeiro siempre fue un vino de beber en cunca en las tabernas y aglutinar grupos de amigos tirando de repertorio gallego hasta desafiar la resistencia de las cuerdas vocales. Sin renunciar a su historia tan ligada a la música popular, ahora el vino busca nuevos nuevos espacios y nuevos públicos. El festival “Ribeiro Son de Viño”, que el sábado 18 de julio celebrará su segunda edición en el Naútico de San Vicente do Mar en O Grove, es un ejemplo de las nuevas formas de reunión colectiva que se tratan de generar a partir de un vino en la mesa.
Resultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiroA lo largo de toda la jornada, se mezclarán actuaciones musicales, catas y coloquios sobre la nueva cultura del vino, al borde de la playa de A Barrosa en ese insuperable marco veraniego y templo de la música “indie” que es el Náutico de San Vicente. “Buscamos acercarnos a gente más joven y abrir un mercado más allá del tradicional, por eso nos abrimos a eventos como este”, explicó en la presentación del festival Miguel Angel Viso, del Consello regulador de la Denominación de Origen Ribeiro. Viso añadió que este tipo de festivales “acercan a la pasión por el vino y aportan más valor a la denominación de origen”. El ribeiro no quiere dejar de seguir siendo el vino de las canciones de taberna de A Roda, pero al mismo tiempo quiere maridarse con las canciones de Ken Stringfellow, líder de la mítica banda The Posies, nacida en Seattle un par de años antes de la eclosión grunge que abanderaron Nirvana en la misma ciudad. Stringfellow será la principal estrella invitada en el cartel del “Son de Viño”, y estará arropado por varias bandas que tienen en común que cantan sus canciones en gallego.
Resultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiro
Durante todo el día, el público podrá disfrutar en el Náutico del rock gamberro de Terbutalina, de las letras elaboradas cargadas de ironía de Ataque Escampe, de la diversión electropop de Álex Casanova, el nuevo blues galaico de Blues do País, o el pop delicado de Os Amigos dos Músicos que también tocaron en la presentación.
Desde el mediodía, se combinarán actuaciones musicales con catas de vino y coloquios en una idea de disfrutar la jornada con calma, al estilo de la filosofía slow. Habrá hasta siete vinos diferentes para degustar y los enólogos casi serán artistas al mismo nivel que los músicos. “Se trata de contar el vino y de transmitir su cultura, no de beber por beber”, comenta Cristina Miranda, ideóloga y directora de este evento.
Resultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiro
Dentro de esa intención también está ofrecer una degustación de comida diferente a cargo del restaurante Resas de Santiago, un espacio gastronómico arriesgado donde se puede comer escuchando una cuidada sesión dj con vinilos, al más puro estilo berlinés importado por su impulsor el hostelero Pablo Iglesias.
Resultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiro
A lo largo de la jornada también habrá coloquios cercanos entre bodegueros y músicos para analizar temas como la ruptura generacional con el vino por parte de los jóvenes y enseñar a apreciar esta bebida. “Buscamos alejarnos del discurso técnico y adentrarnos en apreciaciones sencillas. Por ejemplo, captar la diferencia que existe entre un crianza de lías o barrica o un vino blanco joven” avanza Cristina Miranda sobre los objetivos del “Son de Viño”.
Resultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiroAdemás de ser directora del evento, Miranda es periodista y sumiller y sabe lo que se trae entre manos. Desde hace cuatro años organiza en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el Enofestival, basado en un concepto muy semejante que había desarrollado previamente en catas privadas en apartamentos que llegaron a tener una cierta repercusión. “Mezclamos vino con música porque no había bares donde pudiésemos escuchar la música que nos gustaba y al mismo tiempo poder tomar un vino, así que decidimos hacerlo nosotros por nuestra cuenta “, rememora la organizadora del evento. Músicos como Julio de la Rosa, Abraham Boba o Francisco Nixon actuaban en estas catas privadas que fueron el embrión del Enofestival. Entre los vinos que participaban estaban los de la D.O. Ribeiro y desde ahí la idea puso rumbo a Galicia, como un viaje de retorno a sus orígenes.
Resultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiroResultado de imagen de imagen  copa de vino  de ribeiro“En una vía de ocio como los festivales de música el vino está desaparecido total y es interesante recuperarlo como bebida en estos eventos”, declara Cristina Miranda a propósito de la intención de este evento que tendrá unas entradas a un precio entre los 12 euros de la venta anticipada y los 15 euros el día del festival, pero que no tendrá un gran aforo. “El año pasado hubo alrededor de 500 personas y calculo que este andaremos por ahí. No es un gran aforo pero lo importante es la proximidad y que la gente esté cómoda”, avanza la directora de este festival que tendrá al vino ribeiro como protagonista en el corazón geográfico de su competencia, la Denominación de Origen Rías Baixas. “El ribeiro también tiene alma atlántica y echa de menos el mar. Por eso quisimos llevarlo al mar no por meternos con la competencia”, bromea Cristina Miranda.
Fuente el País
Si te a gustado dedito arriba si te a encantado suscríbete y comenta compartiré contígo todas las recetas y datos de interés del El Fogón de la Comarca, muchas gracias y un saludooo....

Chile tiene su sal en Cáhuil...sabias que¡¡

Resultado de imagen de imagenes de salinas chilenas

Hay un lugar donde el mar se hace sal. Solo hay que esperar a las mareas vivas, que alcanzan casi los dos metros de altura


        En Cáhuil el mar se hace sal. Para conseguirlo, hay que esperar a las mareas vivas en la zona que alcanzan casi dos metros de altura y empujan el agua siete kilómetros arriba, por el estero Nilahue, justo hasta el punto en que se abren las piscinas —por allí les dicen cuarteles, aunque también utilizan el término cocedero y su versión local, sancochadoras— en las que quedará encerrada y comenzará el proceso de consolidación de la sal marina.
Sucede desde hace siglos en los alrededores de este pequeño pueblo que toma el nombre de las salinas que alimentan su vida. Cáhuil significa "lugar de gaviotas" en mapudungún, la lengua vernácula de la zona, y es uno de los enclaves de la región de O'Higgins (la VI Región de Chile), 15 kilómetros al sur de Pichilemu y algunos kilómetros tierra adentro. El Pacífico le queda a la distancia suficiente para que el agua que escala en cada marea inunde sus piscinas y alimente la vida en la laguna, encabezada por la ostra y el choro zapato, un mejillón del tamaño de la mano cada día más escaso.

Cáhuil significa "lugar de gaviotas" en mapudungún, la lengua vernácula de la zona
Resultado de imagen de imagenes de salinas chilenasLa historia se repite en la laguna de Boyeruca, en Lo Valdivia, a unos 30 kilómetros de allí. Las cooperativas de salineros de Cáhuil y Lo Valdivia comercializan juntas sus productos, bajo la marca Ancestros del Pacífico. La producción actual es corta. Apenas se mantiene operativo el 30% de las salinas, lo que permite obtener alrededor de 3.000 toneladas anuales. El cambio se precipitó en la segunda mitad del siglo XX, cuando la legislación sanitaria chilena exigió concentraciones de yodo del 95%, un 7% más de lo que contiene la sal marina de la zona. Las consecuencias todavía se dejan notar hoy. La sal se empleó en este tiempo para asentar caminos y otros usos ajenos al consumo humano, y la cotización del producto cayó a sus niveles más bajos. Hoy, el saco de 50 kilos —unidad de medida de los productores salineros— se cotiza en torno a 10 dólares. Escaso jornal para tanto trabajo. Todo el trabajo en las salinas de las lagunas de Cáhuil y Boyeruca se hace a mano.
Resultado de imagen de imagenes de salinas chilenas
Supe de los salineros de Cáhuil y Lo Valdivia por el libro La sal, editado por el fotógrafo José Luis Rissetti, y unos meses después me encontraba con ellos, su realidad y su impresionante producto, en una de las salas de conferencias de Ñam, el encuentro culinario que Santiago celebra cada año con la llegada del otoño. Llegaron de la mano de Cocine, la fundación que trabaja en el fortalecimiento de las organizaciones de productores, impulsando la proyección pública de su trabajo y la apertura de mercados para la sal marina de Cáhuil.
La Cooperativa Campesina de Salineros de Cáhuil, Barrancas y La Villa fue reconocida el año 2011 por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes como uno de los Tesoros Humanos Vivos de Chile.
Las cooperativas de salineros de Cáhuil y Lo Valdivia comercializan juntas sus productos, bajo la marca Ancestros del Pacífico


Resultado de imagen de imagenes de salinas chilenasLas salinas viven esta época del año en silencio y quietas, como si estuvieran abandonadas, a la espera del comienzo de la siguiente temporada. No volverán a llenarse y empezar a mostrar sus características montañas de sal brillando al sol hasta que octubre anuncie la llegada del calor y se abra la puerta del verano. Limpiarán entonces los cuarteles con una especie de rastrillos lisos, las raspadoras, hasta dejarlas como una patena, y comenzará el llenado paulatino de las piscinas, dejando decantar el barro y aumentando la concentración de sal en cada paso. Conforme avanza el proceso, las montañas blancas y brillantes compuestas de sal pura irán poblando el paisaje.
Resultado de imagen de imagenes de salinas chilenasTodo se hace a mano en estas salinas, repitiendo prácticas de las que hay constancia desde los tiempos de la colonia. Restos arqueológicos encontrados en la zona hacen pensar que la producción salinera se remonta en estas lagunas al periodo de las invasiones incas, a comienzos del siglo XV. El resultado final es una sal ejemplar. Natural, sin aditivos ni antiaglomerantes y rica en minerales, procedentes de las arcillas que sedimentan en los cuarteles. No se apelmaza, es suave, ligera y de sabores limpios, completamente ajena a los profundos sabores metálicos que distinguen a las sales de origen mineral.
Fuente el PAÍS
Si te a gustado dedito arriba si te a encantado suscríbete y comenta compartiré contígo todas las recetas y datos de interés del El Fogón de la Comarca, muchas gracias y un saludooo....