Traductor

lunes, 10 de agosto de 2015

TAPERIO...¡¡¡Bonito encebollado de almadraba de la abuela Pepa ...

Resultado de imagen de imagen de la almadraba de sancti petriHola amig@s hoy vamos ha hacer bonito encebollado.... Mirad que hermoso el lomo de bonito que hemos comprado fresco y congelado previamente... esta receta es muy sencilla y poco mas de 15 minutos la sacas ....Recuerda que el atún y el bonito son pescados de poca cocción si no, se quedara seco¡¡¡.Esta receta es de mi abuela Pepa.... sencilla y muy casera teniendo en cuenta que ella vivía en Santi-Petri(Cadiz) cuando allí habia almadraba. Es un plato muy marinero y buque exquisito y para una tapa excepcional eleción, pero con pan, porque aquí mojaremos pan....mmmnnnnnhh








Espero que os guste, llega el grito de guerra..






COMENZAMOS....:)

 INGREDIENTES UNA TAPA PARA 2 PERSONAS
                                  1 lomo de bonito
                                  1 cebolla finamente picada.
                                  Aceite de oliva.
                                  1 culín de vino blanco
                                  sal maldon ( de escamas).
                    y ganas de comerse este platazo.....





Pon una cazuela al fuego (yo uso un sarten tipo wok), fondo de aceite y a pochar la cebolla cuando la tengas melosa y en su punto.




Añades el bonito cuando lo marques el culin de vino blanco y a fuego lento ...





Máximo 7 a 8 minutos no mas o comerás paja...el vino a de ser poquito para que sea muy sutil.....
y aquí va el resultado , sin complicaciones........

Como os prometí secillo y suculento plato de la almadraba de Santi Petri ....que le gustaba a mi abuela este plato que hoy comparto con vosotr@s a ver que opináis... sorprenderme con la guarnición que le pondríais a este bonito de almadraba......
Si te a gustado dedito arriba si te a encantado suscríbete y comenta compartiré contígo todas las recetas y datos de interés del El Fogón de la Comarca, muchas gracias y un saludo¡¡¡¡:)...

El mejor restaurante del mundo, de gira por América

El mejor restaurante del mundo, de gira por América

Can Roca cierra su sede en Girona cinco semanas y viaja a Buenos Aires, EE UU y Turquía




















Dos estudiantes cocinan bajo la dirección de los hermanos Roca. / R. CEPPI

Después de 10 platos con 25 especialidades y 15 vinos distintos, parece casi impensable que alguien tenga ganas de postre. Y, sin embargo, la gran estrella de la noche es precisamente ese, el último plato, que llega casi cuatro horas después de empezar a tomar los primeros aperitivos. Los 100 comensales que disfrutan en Buenos Aires de una cena única dentro de la gira americana del restaurante El Celler de Can Roca, el mejor del mundo, estallan en un unánime “ooooh” cuando encima de la mesa se coloca media esfera con forma de balón y césped encima. Dentro, con plástico, se dibuja una especie de regate perfecto en el que una pelota de helado sortea dos heladitos de maracuyá y mango. Con la pelota, lanzándola, hay que romper una red de merengue y al fondo está otro helado. Es el "gol de Messi", el postre estrella, que se acompaña con una pantalla de televisión en la que el jugador argentino le marca a Brasil, un gol que retumba en la sala.
En su versión original era un gol del Barça y el maracuyá y mango –que aquí representan a Brasil- eran merengue, por el Real Madrid. Los Roca han argentinizado todo para hacer su gira. Los comensales aplauden extasiados. “El helado es fantasía pura, lo hemos hecho de espárragos o incluso de vino”, se ríe Jordi Roca, el menor de los hermanos y el especialista en postres.
Can Roca es inexportable. El mejor restaurante del mundo ha recibido varias ofertas para abrir sedes a miles de kilómetros del barrio obrero de Girona en el que nacieron hace 30 años y siguen cocinando cada día. Pero los hermanos Roca las rechazan. “Un restaurante tiene que tener alma, no sucursales”, explica Joan Roca. No se puede exportar, pero sí puede hacer giras. Como si fueran un grupo de rock, los tres hermanos han decidido cerrar el restaurante en Girona durante cinco semanas y lanzarse con 35 miembros de su equipo a una aventura patrocinada por el BBVA que esta semana les ha llevado a Buenos Aires, ahora les llevará a Miami, Birminghan y Houston en EE UU, y por último a Estambul, en Turquía.
Los Roca, estrellas absolutas de la cocina mundial, se encontraron con un desafío: Argentina pone enormes dificultades para la importación de casi todo, así que debían cocinar un menú exclusivamente con productos autóctonos, muy diferentes a los que ellos trabajan en Girona. Ni siquiera pudieron traer un jamón que tenían previsto para combinar con materias primas argentinas. No importa. Los Roca triunfaron en Buenos Aires, donde dieron de comer a 500 personas en cinco cenas, con una reinvención de la cocina local. Para prepararlo, uno de ellos, Josep, recorrió Argentina, sobre todo el Norte, que tiene la mejor tradición culinaria, para descubrir sabores y vinos. “Nos gusta salir de la parte confortable del éxito para replanteárnoslo todo”, explica Josep. “Tenemos que empezar de cero en cada lugar, y así rendimos tributo a cada cocina y nos llevamos ideas para nuestro restaurante”, añade Joan.
El resultado es una reinvención de la cocina argentina y una cena llena de imaginación en la que con una pipeta de plástico de 30 centímetros se mete en la boca un cóctel de mate y Malbec, las dos bebidas por excelencia en estas tierras del sur, que descoloca a unos comensales que nunca imaginaron juntar esos dos sabores. Cada plato tradicional argentino, desde el cordero al asado pasando por el básico choripán –un chorizo criollo dentro de un pan, la comida más sencilla de todas- se convierte en manos de los Roca y su equipo –algunos de ellos, sobre todo unos de sus jefes de cocina, que es argentino, llegaron antes a Buenos Aires para rematar el menú- en un bocado pequeño –la única manera de poder comer tantos platos- pero con sabor intenso y mucho más sofisticado que el original.
Algo en la boca recuerda a la idea básica de la que partió el plato, pero nada es lo mismo después de pasar por la cocina de los Roca. Alfajor de morcilla, empanadas de carne y humita muy distintas a las originales, una pizza de faina reducida al mínimo y el choripán convertido en una brioche. En la reinvención de los hermanos, del clásico alfajor argentino se come incluso el envoltorio, que a la vista parece papel de aluminio pero en realidad no lo es. Los langostinos de Ushuaia se terminan de cocer en la mesa con el vapor de unagrappa –toda la cocina argentina está muy influida por la italiana-.
El locro, el guiso típico del norte argentino, que se come en un cuenco de barro, se convierte en sus manos en un “mosaico de locro” en el que las tripas y las salsas pintan el plato blanco en una especie de desarme del original. Incluso el cordero se deconstruye y se sirve en varias formas en el mismo plato: cuello relleno con sus mollejas, lomito y costillar. Todo en una exhibición de creación que después de la larga gira americana y turca volverá a ese barrio obrero de Girona que los Roca, precisamente en América, reivindican como “una tierra de emigración y de mezcla” que es para ellos la esencia de la cocina.
Fuente el País
Si te a gustado dedito arriba si te a encantado suscríbete y comenta compartiré contígo todas las recetas y datos de interés del El Fogón de la Comarca, muchas grracias y un saludo¡¡¡¡:)...

‘MasterChef Junior’ o la ambición del cocinero en ciernes

‘MasterChef Junior’ o la ambición del cocinero en ciernes

Casi 6.000 niños se presentan a las pruebas de la tercera edición de 'MasterChef Junior'

Pruebas casting Masterchef junior en Madrid
Pruebas de Masterchef junior en Madrid. / LUIS SEVILLANO


A Sandra, de 12 años, le encantan los animales. Le gustan tanto, de hecho, que no quiere comérselos. Por eso sueña con abrir un restaurante vegetariano cuando sea mayor. La suya es una de las casi 6.000 vocaciones de los niños de entre 8 y 12 años que se han presentado a las pruebas para la tercera temporada del concurso culinario de La 1 de TVE enfocado a los pequeños, MasterChef Junior. El número de inscritos para la selección casi ha duplicado el de la edición anterior, según sus responsables.
La prueba de Madrid, celebrada anteayer, es la última de las regionales —las anteriores se celebraron en Valencia, Bilbao, Málaga y Barcelona—, en las que se seleccionó a los menores con más potencial de entre los miles de solicitudes recibidas.
En la capital estaban convocados 70 niños. Quienes mejor cocinaron recibieron una cuchara que funciona como llave para acceder a la prueba final, que se celebrará a mediados de agosto también en Madrid. De ella saldrán los 16 nombres que encenderán los fogones de la nueva edición deMasterChef Junior. El programa, producido por Televisión Española y Shine Iberia, se basa en un exitoso formato de origen estadounidense que cuenta con varias adaptaciones internacionales.
La competencia es dura: los niños no llegan precisamente con lo puesto. Sandra, por ejemplo, que acude con su madre desde Guadalajara, ha preparado un cazón horneado con mermelada de higos rociado con fumé de pescado variado y marisco. Lo había preparado de antemano. El reto en esta prueba de clasificación consiste en emplatar el guiso preparado en casa para que tres expertos en cocina juzguen la habilidad con la presentación final. Para ello disponen de 20 minutos; después: “¡Manos arriba!”. A la pequeña, que reconocía estar “un poco nerviosa”, le enseñó a cocinar su madre, Yolanda, “emocionadísima” y “más nerviosa que ella” ante la idea de que su hija pueda ser una de las concursantes del programa.
El cazón de Sandra tuvo que competir, entre otros platos, con el tartar de salmón y aguacate que Beatriz, una madrileña de nueve años, había preparado de madrugada: se tuvo que levantar a las 5.30 para elaborarlo. Hasta que no se emita el programa no se sabrá si alguna de las dos fue seleccionada como una de lasminichefs de la próxima edición.


El final de la prueba que tuvo lugar en Madrid. / LUIS SEVILLANO
Hugo Escolies, uno de los expertos que evaluaron las creaciones de los pequeños, se mostró sorprendido no solo por la calidad de los guisos de los pequeños, sino también por su dominio de tecnicismos culinarios: “En Valencia, hubo una niña que me hizo mucha gracia, porque decía cosas como ‘he aromatizado el aceite, lo he confitado siete minutos, he hecho una quenelle’, y está muy bien, porque se trata de saber comer y de saber hablar”.
Quien también dio cuenta del nivel fue la directora de las pruebas de selección, Esther González, quien advierte un cambio de hábitos en la cultura culinaria de los niños: “Son aficionados a la gastronomía, citan a los cocineros con estrellas Michelin como si hablaran de cantantes o de futbolistas; saben lo que es un roller o un kit de esferificación”.

Una tercera edición precedida por el éxito

A falta de que TVE concrete la fecha del estreno de MasterChef Junior 3 —las dos ediciones anteriores se emitieron en Navidad—, el espacio llegará avalado por sus buenos datos de audiencia. Los cuatro capítulos de la primera temporada tuvieron una cuota media de pantalla del 17,9%. La final registró casi cuatro millones y medio de espectadores (21,7% de share).
La segunda edición, con seis episodios, registró un dato algo más bajo (16% deshare), pero también muy por encima de la media de la cadena pública. La final, en este caso, fue seguida por 3.418.000 televidentes (19,7% de cuota).
Fuente el País
Si te a gustado dedito arriba si te a encantado suscríbete y comenta compartiré contígo todas las recetas y datos de interés del El Fogón de la Comarca, muchas gracias y un saludoooo¡¡¡...: